Quiero hablar con mi máquina

La mujer con la que salgo, Samantha, es un sistema operativo. Me noto muy unido a ella. Cuando hablo con ella siento que está aquí, conmigo.

 

Para Theodore (interpretado por Joaquin Phoenix), el protagonista de esta historia de amor virtual, lo importante es que puede hablar con ella, tener una conversación como si fuera una persona real. No mantiene una relación con un robot, sino con un sistema operativo que habla y se comporta como una persona de carne y hueso. Más aún, Samantha se esfuerza por aprender las emociones y empatizar con las del propio Theodore.

Cierto es que la aproximación de Spike Jonze en HER puede parecernos un tanto surrealista. Pero, ¿no nos parecía surrealista, allá por los años 80, cuando Michael Knight (interpretado por el actor David Hasselhoff) hablaba con KITT? Recordemos el clásico: “KITT, te necesito”. En aquella época, en la que apenas había ordenadores ni teléfonos móviles, asistíamos a la predicción futurista del coche con Inteligencia Artificial y con capacidad de hablar e interactuar con el conductor.

Ahora, BMW podría ser el KITT del presente. El grupo automovilístico ha sido el primero en introducir las últimas tecnologías de Nuance de reconocimiento de voz y compresión del lenguaje natural para vehículos. Esta tecnología está basada en redes neuronales, que permiten la obtención de mejores resultados.

El reconocimiento de voz no sólo está presente en los móviles (véase el caso de Siri) o en los coches conectados; con todo lo que nos viene encima con el Internet of Things (IoT), nuestros dispositivos personales van a ser altamente inteligentes. En este sentido, contarán con sistemas de reconocimiento de voz casi humano, capaces de mantener una conversación con el usuario (como Samantha en HER) y de recordar conversaciones anteriores.

Por todo ello, parece ser que los dispositivos inteligentes serán capaces de comprender el contexto, recordar rutinas y adelantarse, incluso, a los planes de su usuario. Nils Lenke, directivo de Nuance, comentaba recientemente en una entrevista que “en el futuro podrás combinar cosas y el asistente hará los planes para ti. Tendrá conocimiento de cómo funcionan las cosas y sabrá qué pasos tiene que dar para hacer una reserva, por ejemplo”.

Las grandes empresas tienen toda la maquinaria a pleno rendimiento trabajando en estos desarrollos. Así pues, Google está trabajando en “Assistant”, Microsoft tiene “Cortana”, Apple a “Siri” y Amazon a su “Alexa”.

 

El asistente es conversacional – un diálogo bidireccional permanente entre el usuario y Google que entiende su mundo y ayuda a hacer las cosas hace que sea fácil para comprar entradas de cine, mientras que en el camino, para encontrar el restaurante perfecto para su familia para agarrar un bocado rápido antes de que la película comienza, y luego ayudarle a navegar al teatro. Google Assistant.

 

Llegados a este punto, ¿os sigue pareciendo surrealista el punto que plantea Spike Jonze? Quizás no lleguemos tan lejos como para tener una relación con nuestro asistente de voz, pero un esclavo virtual, parece que sí.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply