Las Épocas artísticas de Fran Muñoz

¿Cómo te gustaría ser recordado?

Como una persona que no ha tenido miedo de vivir y que en todo momento ha puesto una parte de él en todo lo que hacía. Para mí, vivir significa no tener miedo a sentir, tanto experiencias negativas, como positivas.

Fran Muñoz es un artista valenciano de tan solo 22 años, pero con una sólida declaración de intenciones: vivir y dejarse inspirar; fluir con el arte, bien sea dibujo, pintura o escultura. ¿Para qué elegir? “No me gustaría centrarme en ningún ámbito. Creo que hay un momento para todo”, sentencia. Pese a ello, “lo que más trabajo es el dibujo, aunque nunca dejo de lado el color. Me gusta pintar y dibujar a la vez”.

Una obra surge cuando hay un problema que resolver; normalmente, un problema emocional, algo que perturba el alma y te lanza en búsqueda de un alivio, de una respuesta, de algo que aplaque y sosiegue ese sentir. Y para buscar una solución creativa, todo inspira. Vivir, captar lo vivido y plasmar ese concepto en una obra, en esa resolución.

La temática de sus obras es altamente biográfica, tocando diferentes temores, miedos y desamores presentes en la vida del artista, y apoyándose en el ‘‘arte como terapia’’, el arte que cura y ayuda al artista a desprenderse de los sentimientos negativos. En la gran mayoría el individuo presenta mutilaciones en el cuerpo y muestra apariencia escultórica. Mediante estos daños en la figura pretende expresar el daño y la fragilidad del ser.

fran-muñoz-artista

A sus espaldas tiene dos colecciones de obra: “Época rosa y roja” y “Época Paisajística”. Dos series que vuelcan los sentimientos vividos en ese momento presente. Una de las formas más auténticas de expresión, que luego deja a la audiencia la ardua labor de interpretar, de empatizar y ponerse en la piel del autor.

Además, ahora ha unido fuerzas (y dinero) con Joaquín Fuster, diseñador de moda, para crear una línea de camisetas y sudaderas.

La vida

La vida de Fran transcurre entre procesos de creación artística y momentos de difusion de la obra desde el Mercado de Diseño de Madrid, a ferias en Barcelona, exposiciones individuales y colectivas en otros puntos de la geografía española. “Cada día de mi vida es apasionante. Sí, es cierto que tienes que sacarte las castañas del fuego para poder vivir de lo que haces. Pero es impresionante la cantidad de ideas que pueden surgir”.

¿Vivir del arte? “Eso espero”.

“Mis padres, al principio, se tomaron bien que quiera ser artista. Lo duro vino cuando se convirtió en mi profesión. Nunca me han puesto trabas, pero es una vida muy diferente a la suya”.

Influencias artísticas

Valencia ha dejado una fuerte impronta en Fran, en su interés y pasión por la escultura: “El mundo de las fallas y sus inmensas esculturas siempre han estado presentes en mi vida”.

Pese a ello, las verdaderas influencias artísticas proceden de otros entornos, otras personas, y dependen “del momento en el que me encuentre”. “Antonio López siempre está presente, al igual que Dalí. Pero en mi última obra también se evidencia el estilo Pop”.

La obra de Fran Muñoz posee un lenguaje personal que combina diferentes estilos pictóricos. Por un lado, la tinta plana, técnica representativa del Pop Art. La reducción de elementos externos en varios campos cromáticos hacen que la narrativa visual de su obra es clara y simple. Este estilo se complementa con el Surrealismo, del cual toma la visión espacial de Dalí.

Fran Muñoz

Para complementar el Pop, añade un registro gráfico personal, que nutre a la figura de expresividad y personalidad. Para unir ambos recurre al collage.

El color es otro elemento a tener en cuenta. Equiparándolo con la realidad, el artista ve el mundo cómo una farsa dónde el dolor y el sufrimiento están ocultos y adornados por todo lo que nos rodea. Es por eso que su obra muestra una contradicción continua, empleando el color para generar belleza visual y ocultar, de cierta manera, el drama que esconden cada una de sus piezas.

¿Y a quién admiras? “Admiro a Picasso, en cuanto al terreno profesional. Y admiro a Frida Khalo desde el punto de vista personal.”

La obra

A principios de 2016, Fran Muñoz comienza a emplear el collage, técnica que le identificará hasta la fecha. Su etapa Rosa y Roja se caracteriza por emplear figuras de belleza clásica envueltas en una áurea contradictoria de dulzura y agresividad. Más adelante amplía su gama cromática para poder narrar de forma diferente mediante el uso del paisaje, presente en él en esta segunda parte.

¿Qué significa para ti? “Madurez y una buena dosis de realismo. Lo que quería transmitir con ella es, justamente, lo que la gente siente al verla. Dolor.

¿Y “Época paisajista”? “Una vez superado lo anterior, no le encontraba sentido a seguir produciendo obras con temática de desamor. Fue ahí cuando comencé a pensar, ya no como me sentía yo, si no, sino cómo veía el mundo en el que vivía. Y, para ello, me inspire la soledad”.

Las ilustraciones de Fran están a la venta en:

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply