Tecnología

Un ransomware manda a casa a Telefónica

Apagad los ordenadores”. Así ha terminado hoy la jornada laboral para los empleados de Telefónica, que han presenciado cómo su compañía ha sido atacada por un ransomware o, lo que es lo mismo, un ataque informático que secuestra y cifra toda la información de un dispositivo o de una empresa.

Así, Telefónica, que cuenta con uno de los gurús de la ciberseguridad, Chema Alonso, no ha podido frenar al gusano. No es la única; y es que el ransomware se ha convertido en una de las principales amenazas a las que se enfrentan las organizaciones. Según el INCIBE, Instituto Nacional de Ciberseguridad, un ataque de estas característica ocasiona pérdidas temporales o permanentes de información, interrumpe la actividad normal, pérdidas económicas y daños de reputación.

Con todo, el temido ransomware no es sólo una preocupación institucional. Los usuarios, sin saberlo, también nos enfrentamos al virus malicioso. Así pues, un día como otro cualquiera, recibimos un email (o unos cuantos), aparentemente, normal. Lo cierto es que, con total probabilidad, no nos planteemos si es normal o no, directamente, si nos llama la atención o nos interesa, pinchemos sobre él y lo abramos. Y, ¡zas! Ransomware que te crio en tu ordenador y empieza el drama digital de tu vida.

Resulta que no puedes acceder a tu información, ya que está encriptada. Da igual que busques desesperadamente en Google cómo deshacerte del bicho, porque ya no tienes nada que hacer. En ese momento de incertidumbre te planteas pagar el rescate que te piden. Sí, es un secuestro de tu información. Tus datos, tus fotos, tus recuerdos, toda tu vida digital, está en manos de algún hacker que vive en el otro lado del mundo, al que le ha parecido interesante fastidiar tu día normal.

¿Qué hacer llegados a este punto? Lo primero, NO PAGAR. No se negocia con terroristas. El impulso es grande, lo sé; pero si se les paga, continuarán atacando. Lo más recomendable es desconectar el ordenador de Internet y verificar que la copia de seguridad no está daña (¡ah! ¿pero que no tienes copia de seguridad local? Houston, ahora, sí, tenemos un problema). Una vez la hayas copiado y guardado en lugar seguro, lo mejor es reinstalar el sistema operativo.

 

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas las historias inspiradoras!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply