Música

Mechanismo afianza posiciones con “The Forlorn Hope”

Está feo decirlo pero, últimamente y musicalmente hablando, me aburro mucho. Estoy ávida de propuestas nuevas, de nuevos sonidos, de algo diferente en su conjunto. De modo que, me lanzo indiscriminadamente a cualquier lista indie prefabricada por Spotify con la esperanza de que se me aparezca la Virgen con esa divina revelación. Lo cierto es que no ocurre con frecuencia; casi nunca, sería más propio decir. Hasta que, sin avisar, sonó “Proof of Life”.

Esa voz tan Morrisey, ese estilo tan The Smiths y un sonido muy internacional. ¿Quién es el grupo? ¿Es español? Así apareció Mechanismo (no la Virgen, por suerte) con su “The Forlorn Hope”, disco debut producido por Manuel Cabezalí, Charlie Bautista y el propio grupo, que ha tardado 3 años en ver la luz y que ha tirado de crowfunding para su lanzamiento.

Un punto muy interesante de esta banda española es el cuidado de los detalles. Letras que tienen algo que transmitir y que transmiten (“faltaría más”, diréis; pues reflexionad un rato, y sin irme al hit de La Bicicleta, que es muy fácil de criticar, os diré que no es tan común), las melodías, los vídeos y, como novedad, la estética del disco. Esta última es una suerte de oda a la Primera Guerra Mundial, cuyo arte propagandístico ha inspirado la composición visual de la edición física (y de tirada limitada) del disco, que ha resultado ser un libro de recortes de un combatiente.

En este sentido, para Sebastian Maharg (voz/bajo) “el arte de un disco es tan importante como la música”. Charlamos con él sobre la historia del grupo, el proceso que ha dado lugar a este debut y sobre sus aspiraciones de futuro.

LA HISTORIA

¿Cuál es vuestra historia? ¿Cómo y cuándo empezó todo?

Los inicios se remontan a 2007 en Madrid. Empecé a grabar maquetas con un amigo mío de Manchester, Mervyn McManus. Poco después empezamos a tocar con más músicos y formar el grupo. En 2010 sacamos un EP ‘Empire of Light’ y en 2012 dos vídeo-singles. Mervyn se marchó a iniciar su proyecto propio en 2013 y es cuando arrancamos a grabar ‘The Forlorn Hope’, nuestro disco debut que salió hace unos meses.

¿De dónde viene el nombre del grupo?

De Blade Runner. En su día Mervyn y yo estábamos barajando distintos nombres para el grupo, y entre ellos salió ‘Mechanismo’, que fue uno de los títulos provisionales de la película. Tenía una sonoridad interesante y dijimos ‘why the hell not?’

¿Quiénes son vuestros referentes musicales?

Uff, un montón. Radiohead, The Beatles, Neil Finn/Crowded House, Travis, Doves, U2, Phoenix, Supergrass, The Smiths, Electric Soft Parade, The Divine Comedy, Magnet, Spoon, New Order, The Cure…entre muchos otros.

¿Qué os inspira a la hora de componer y cuál es vuestro proceso creativo?

Muchas de las letras tienen que ver con la superación. Sobre cómo encajamos golpes que a veces nos da la vida, pero con un fondo esperanzador. Melancolía luminosa, vamos (risas). Y desde luego, la melodía. Conseguir una progresión de acordes interesante y una melodía envolvente y memorable por encima, es clave.

 

Pienso que hay componer desde un sitio muy personal pero asegurar también que tenga una resonancia universal. Si logras eso, has hecho una buena canción

 

EL DISCO

La primera vez que os escuché, pensaba que en los últimos años me había perdido algún disco vuestro. Para nada me dio la sensación de que éste fuera vuestro debut. ¿Cómo nace “The Forlorn Hope”? ¿Cómo habéis conseguido que tenga tanta “personalidad”? ¿Y cómo habéis tardado tanto en que vea la luz?

Creo que cuando llegó la hora de grabar el disco, habíamos experimentado una gran curva de aprendizaje con el EP y la grabación de los dos singles posteriores. Ese proceso de prueba y error te hace madurar rápido y definir tu estilo. Es como una master class genial de qué hacer y qué no hacer. Lo que buscábamos en el disco era sobretodo variedad. Y por esa razón invitamos a Charlie Bautista y a Manuel Cabezalí a producir dos temas cada uno.

 

Al contar con tres productores pienso que el disco cuenta con bastante más variedad de texturas y ambientes que si se hubiera filtrado todo a través de un sólo prisma.

 

Hablando de personalidad, tienes una voz muy “Morrissey”, ¿os interesa y queréis tener un estilo similar a The Smiths?

Pues no especialmente (risas). A ver, nos encantan The Smiths y el parecido al timbre de voz de Moz es algo que nos dicen y nos lo tomamos como un halago. Y sí, hay ciertos guiños en algunos temas, pero en general diría que tiramos más de otras influencias. Por ejemplo, nos encanta cantar a dos voces, armonizar. Creo que eso define un poco más lo que es nuestro estilo o gusto vocal.

¿De dónde te viene esa fascinación por la propaganda bélica, en especial la relacionada con la Primera Guerra Mundial?

Soy forofo de la historia y hace poco fue el centenario de la Primera Guerra Mundial. Al salir tantos documentales y libros me empapé sobre un conflicto que sigue está en el olvido para mucha gente. Pero fue algo realmente terrible y devastador. También, me llamó mucho la atención el arte de propaganda de la época. Era muy original, y visualmente creo que sigue siendo impactante.

¿La vinculación de “The Forlorn Hope” con la Primera Guerra Mundial es sólo estética o también te ha inspirado para escribir las canciones?

Creo que el arte de un disco es tan importante como la música. Las canciones del disco no tienen que ver con la Primer Guerra Mundial como tal, pero sí pueden evocar muchísimas cosas universales como la superación, pérdida, la esperanza. Entonces, se me ocurrió la idea de hacer del libreto del disco como una especie de ‘libro de recortes’ de un soldado en el frente: las letras de los temas en clave de telegramas, cartas de racionamiento, etc.

Mechanismo

He leído que el nombre de vuestro álbum significa “leve esperanza” pero también hace referencia a los soldados que se prestaban para misiones casi suicidas. ¿Por qué habéis elegido este nombre y este significado para vuestro debut? ¿Es una declaración de intenciones?

Tardamos mucho tiempo en grabar el disco, con muchos reveses y obstáculos por el camino. Pero también son esos momentos los que te retan un poco a ‘saltar de las trincheras’ con las bayonetas fijadas. ¡Ir a por todas!

Vuestro disco es autofinanciado. ¿Qué sacrificios os ha supuesto – personales y profesionales? ¿Por qué no habéis recurrido a otras formas de financiación? Debido a la autofinanciación, ¿cuánto tiempo habéis tardado en sacar el disco?

Normalmente se graba un disco en tres semanas, que viene a ser lo más práctico y barato. Nosotros tardamos tres años (risas). Al ser autofinanciado se tuvo que grabar por tandas, cuando nos lo podíamos permitir.

Pero mirando el lado positivo, este modo de hacerlo también nos ha permitido involucrar a Charlie Bautista y a Manuel Cabezalí en distintas tandas e ir componiendo algunos temas nuevos por el camino. Creo que todo ese proceso largo le ha dado una base contundente y un tono más maduro al disco. Ha merecido la pena esperar, vamos. Y con el disco ya terminado, hicimos un pequeño crowdfunding para darle un último empujón al lanzamiento, que fue la guinda del pastel.

El grupo sufrió parones, cambios de personal.

Claro. Creo que hasta cierto punto todos los grupos pasan por una fase de prueba y error hasta afianzarse y consolidar una formación estable. Es parte del proceso.

Actualmente, Mechanismo lo componemos Antonio Ruiz (voz/guitarra) de Tarragona, Alberto Torres (teclados/guitarra) de Toledo, Edgar Rodríguez (guitarra principal) de Venezuela y David “McPa” Parrilla (batería) de Madrid y, yo mismo, Sebastian Maharg (voz/bajo) de Chicago,

¿Por qué habéis decidido no vender el disco en tiendas?

Porque la venta de discos como tal, desafortunadamente, ya es algo del pasado. Decidimos hacer una tirada limitada de una edición física, enumerada, para promoción y ofrecerla en los conciertos para aquella gente que realmente es coleccionista. Por otra parte, nos gustaría hacer una tirada del disco en vinilo porque nos lo piden bastante y el arte del disco en formato más grande puede quedar muy chulo.

¿Cómo os estáis promocionando?

Haciendo todo el ruido que podamos, con la enorme suerte de tener a Maite Moreno de Janet the Planet como parte del equipo.

¿Festivales/conciertos a la vista?

En enero estaremos en el Winter Indie Citie en Segovia. Iremos anunciando más fechas pronto. Estamos en Facebook, folks!

winter-city-indie-segovia-cartel-mechanismo

 LA VIDA EN LA MÚSICA

¿Vivís de la música? Si es que sí, ¿cómo lo habéis conseguido? Si es que no, ¿a qué os dedicáis?

De momento esto es un ‘hobby profesional’. Realmente conozco a muy pocos compañeros que puedan vivir exclusivamente de un proyecto. Nos dedicamos a cosas muy variadas: producción de cine, marketing, bandas sonoras, finanzas, pintar, la enseñanza.

En cuanto la música, esto realmente es una carrera de fondo y lo importante es seguir avanzando y seguir construyendo sobre lo que uno va cosechando. Hay que plantearse hitos por el camino e irlos logrando uno por uno. Ahora mismo, el nuestro es defender bien ‘The Forlorn Hope’ y tocar todo lo que podamos en 2017. Después, empezar a hacer un plan de ataque para lo que será un segundo disco. Y así, sucesivamente (risas). En definitiva, tocar música delante de un público es una gran suerte y un privilegio. Tenemos suerte.

¿Qué expectativas de futuro tenéis tras la buenas críticas cosechadas con este primer trabajo?

Que ‘The Forlorn Hope’ nos acabe de afianzar como un grupo a seguir dentro del panorama del indie nacional y que sigamos sorprendiendo y dando mucho que hablar por mucho tiempo.

¿Qué es lo que os gustaría conseguir? Es decir, ¿cuál es vuestra ambición vital, lo que os haría infinitamente felices?

Seguir emocionando a la gente con nuestra música.

 

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas las historias inspiradoras!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply