Cultura

El misterio temporal de DARK, la serie alemana de Netflix

El pasado influye en el presente y el presente influye en el pasado. ¿Es esto en realidad posible? En Dark, la serie alemana original de Netflix, del director Suizo Baran bo Odar, el tiempo no es lineal; es un concepto más intrincado, con agujeros temporales que permiten los saltos en 33 años. Con todo, no es ésta la única cuestión peliaguda de la trama, sino las complejas relaciones entre los personajes en su presente, su pasado y su futuro.

Dark ha sido considerada por algunos la Stranger Things europea, por su cierta nostalgia y referencias a los años 80, así como por el argumento fantástico de la serie. Con todo, hay muchas diferencias insalvables entre ambas que, por otra parte, hacen a Dark única, diferente y no extrapolable a lo acontecido en Stranger Things.

Cuando empecéis el primer capítulo, no os vengáis abajo si tenéis la sensación de que estáis viendo la película alemana, mal doblada, de las cuatro de la tarde de Antena3. Tened paciencia y fe. Dark merece la pena, está bien doblada y es una buena historia, tal y como afirma Erik Barmack, ejecutivo de Netflix: “el 80% de nuestro público vive fuera de Estados Unidos, y ha estado acostumbrado toda su vida a ver contenido subtitulado, entonces eso no es problema. Sólo nos enfocamos en historias que puedan ser apreciadas en todas partes.”

La historia

Tras ver los 10 capítulos de la primera temporada (la única hasta 2019, cuando está previsto el estreno de la segunda), me resulta bastante complicado explicar de qué va la serie sin caer en una sinopsis demasiado escueta, demasiado genérica, que no dé buena cuenta del entramado de historias y circunstancias que tenemos ante nosotros.

Partimos de la base de que un niño desaparece en Winden (Alemania) en 2019. Un suicidio ese mismo año, una carta para ser abierta el mismo día de la desaparición. Resulta que hace 33 años ya desapareció otro chaval y no hubo rastro de él. En paralelo, suceden hechos paranormales, que algunos habitantes del pequeño pueblo son capaces de asociar con aquel primer desgraciado suceso de 1986.

 

 

En paralelo, percibimos la importancia de la señora central nuclear que tiene el pueblo, y que genera sentimientos ambivalentes entre sus ciudadanos. Asimismo, el accidente de Chernóbyl está muy presente en el imaginario colectivo, lo que genera desasosiego ante un posible accidente nuclear. En cualquier caso y de algún modo, la central es un elemento clave, aparentemente vinculado con otro: La cueva. Winden es un lugar frondoso, con unos bosques que inspiran a películas de intriga, suspense, incluso terror. Allá hay una cueva, alrededor de la cual muchos merodean y esconden sus secretos; pero pocos entran y pocos salen.

Lo importante no es el dónde, sino el cuándo

Dark

 

Y todo esto, ¿qué tiene que ver con el tiempo? Es una gran pregunta que no se resuelve hasta bien avanzada la primera temporada. Os avanzo que Winden es un pueblo perdido de la mano de Dios, parece ser el lugar en el que no pasa nada, en el que la vida transcurre impertérrita ante el paso del tiempo, y del que casi todos quieren huir.

Pero Winden es ese lugar en el que ha pasado, pasa y pasará de todo; pero lo importante no es el qué o el dónde ha acontecido, sino el cuándo. Y en esta maraña temporal es dónde cuándo cuatro familias se enfrentan a miedos, rencores, pasiones y mentiras que les anclan en realidades ineludibles y les enfrentan a esta maraña de espacio temporales, generando lazos dolorosos y, aparentemente, inasumibles.

Las referencias al tiempo son constantes en los diferentes episodios. No sólo con elementos evidentes como relojes, sino a través de referencias bibliográficas y máquinas diseñadas con el propósito de abrir y cerrar agujeros temporales.

El bien y el mal: ¿Quién es Noah?

1933, 1986 y 2019 son los años clave del desarrollo del entramado histórico, y cuándo se configura la división del bien y del mal, que quedará claramente expuesta al final de la temporada. En cada uno de esos años, en casi todos los capítulos, aparece un personaje misterioso: Noah. Enfundado en su traje de cura, predica sobre el bien y el mal a ciertas personas cuya personalidad es susceptible de ser corrompida con facilidad. Con todo, no sabemos quién es, ni cuál es su misión, ni el porqué de sus actos.

APPARAT

La banda sonora de Dark merece un epígrafe en este post. La música que nos acompaña en cada uno de los 10 capítulos es oscura, como los personajes (sobre todo los principales, que tienen ese halo de oscuridad en algún momento de sus vidas, potenciado o no según las circunstancias) y como Winden, un pueblo oscuro y lluvioso.

Esta serie, me ha permitido descubrir a APPARAT, cuyo disco the Devil’s Walk os recomiendo fervientemente.

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas las historias inspiradoras!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply